Crear tu escape room

Seguro que a muchos se os ha ocurrido la idea de crear vuestro propio Escape Room casero. Es frecuente pensar en ello bien sea para celebrar el cumpleaños de algún peque, o simplemente para dar una sorpresa a tu pareja y hacer un regalo diferente. Por eso, desde escape blog, os traemos una guía para crear tu propio escape room, algo que en un par de horas podéis tener funcionando para sorprender a mayores y pequeños.

En esta página os daremos algunas reglas generales, aunque desde aquí mismo os damos acceso a los juegos que tenemos descritos hasta el momento:

Algunos consejos generales:

Lo primero, organizar el espacio

Parece obvio, pero lo primero es determinar cuánto espacio queremos emplear. Es posible montar todo en una habitación, pero si tenéis más espacio, podéis jugar con estancias de la casa, patios o la propia calle. ¡Os encantará ver a los participantes volverse locos tratando de determinar cual es el siguiente sitio al que tienen que ir!

Delimitar las zonas e informar a los participantes si queréis evitar que accedan a ciertas partes de la casa, por ejemplo los baños.

 

Preparar los materiales y hacer un ensayo es fundamental

Aunque el montaje final lo haréis un rato antes del evento, la preparación inicial y un ensayo general debéis hacerlos unos días antes. Así podréis ver qué cosas podéis dejar montadas y calcular el tiempo necesario para colocar el resto. Os va a sorprender la cantidad de cosas que podéis dejar preparadas en la casa sin que nadie note nada.

Si es posible, os recomendamos hacer un ensayo general un día antes de que queráis hacer el evento; recordad que cuando montas una experiencia de escape room, es fundamental que ninguna prueba se salte o perderéis el control de la dinámica de juego.

El game master, las pistas, el tiempo y la salida

Esto va en gustos y depende mucho de la situación.

TIEMPO

Por ejemplo, en un cumpleaños de un peque, nosotros creemos que el tiempo no es muy importante, de hecho, cuanto más rato estén entretenidos será mejor. Por el contrario en una cena con amigos, el tiempo puede dar un aliciente muy interesante, en este caso os recomendamos que no os compliquéis mucho, decidles el tiempo que tienen y simplemente recordadlo cada 15 o 20 minutos.

GAME MASTER

De nuevo influye mucho el contexto, pero aquí si que os recomendamos que sea una única persona, y que debe estar con todo el grupo durante todo el rato. Es el único modo de conseguir mantener la tensión, dar las pistas cuando hay que darlas y gestionar la frustración que todo escape room genera en algunos momentos

PISTAS

Podéis darlas de viva voz, o sofisticar un poco la situación con una pareja de walkies, esto os permitirá mejorar la ambientación haciendo como que las pistas las reciben de otro lugar lejano. Muy recomendable sobre todo con peques. No debe convertirse en el elemento central del juego, por lo que, una vez más, recurrid a lo que más sencillo os sea.

LA SALIDA

Si bien un un escape room convencional, “SALIR”, es la parte fundamental del juego. Podéis simular que la puerta está cerrada sin necesidad de poner un candado al comedor de la casa. En cualquier caso, con un poco de imaginación todo se puede hacer. Nosotros hemos llegado a esconder todas las llaves de la puerta de casa y hacer que junto al premio final estuviese la llave para poder salir de la casa. Como decimos en varios lugares, tratad de complicaros lo menos posible con esto, porque donde van a disfrutar más es en la dinámica de juego.

La ambientación no es sólo decoración

Pensamos siempre en cosas que decoren y nos metan en la historia, pero la ambientación podéis gestionarla de muchos modos.

  • Generar expectativas mandando una carta/invitación previamente anunciando el juego
  • Enviadles unas horas antes un mensaje al móvil con un vídeo grabado por vosotros explicando la historia
  • Adaptad el juego con alguna pregunta que sólo una persona conozca la respuesta o en general, personalizad alguna parte del juego por ejemplo mostrando una foto de alguno de ellos.

 

En general, un escape room casero no tiene porqué cumplir unas reglas tan estrictas como le pedimos a un local, pero puede dar ratos realmente divertidos; bien sea con mayores o con niños, no os defraudará.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.